EmprendedoresGuía del emprendedor

Guía del emprendedor

Emprender, término muy usado en estos últimos tiempos. Emprender es tener la iniciativa de llevar a la práctica una idea de negocio, es decir, crear una empresa y llevar a cabo la producción del bien o prestación del servicio, sin que esto quede en una mera intención. Sabiendo que en cada uno de nosotros existe un sueño que tenemos que cumplir.

ABIN, ha diseñado el ABIN PLAN el cual cuenta con una guía permanente para desarrollar el plan que tienes en mente. El camino del emprendedor está lleno de dificultades.

Y de bondades también. Y el éxito en nuestro proyecto depende de cómo nos enfrentemos a ello teniendo en cuenta que los conocimientos son un factor importante que compartiremos con uds a través de este espacio.

Plantearemos una serie de aspectos que podrás tener en cuenta como punto de partida para que tu emprendimiento, sin duda llegue al éxito que esperamos.

Formas de emprender un negocio

Todo comienza cuando descubrimos nuestras necesidades y determinamos que necesitamos para cubrirlas, nos encontramos con la primera disyuntiva, dos caminos: hago un negocio o busco un empleo, ambos requieren de un proceso para poder aplicar, pero lo más importante es tomar la decisión con actitud para cual sea el camino que decidamos. En este caso supongamos que decidimos EMPRENDER.

En este camino nos toca identificar una necesidad sin cubrir en la sociedad y sin lugar a duda habrá una lluvia de grandes ideas e ingeniosas, la de transformar un producto o prestar un servicio. Si esa idea se puede comercializar, identificamos a quién la podemos vender y como obtener ingresos por ello, entonces el emprendedor, decidirá transformar su proyecto en empresa minimizando riesgos y optimizando sus activos y capacidades.

Antes de crear la empresa, y si el negocio ya está en camino, conviene elaborar un plan de negocios (ABIN PLAN), es decir, la carta de presentación del proyecto empresarial. En el se detallarán las características del bien o del servicio ofrecido, se analizará su viabilidad y rentabilidad, se trazará una estrategia de marketing y ventas, la forma de monetizarlo y otros aspectos legales de cómo llevar a cabo la idea de negocio. Tener un plan de empresa que ayudará a definir la estrategia, identificar puntos débiles y fuertes, y aprender a venderlo tanto a inversores como a clientes.

ABIN PLAN, desarrolla un plan de empresa completo y de manera sencilla descubriendo el ADN de tu idea desde el cerebro del emprendedor.  Una vez que se tienen claro los pasos para poner en marcha el negocio, se constituye la empresa legalmente para poder comenzar a operar en el mercado y buscar financiación con el fin de que el proyecto continúe creciendo.

Formas de emprender un negocio

Se puede emprender repitiendo fórmulas o actividades que otros ya han puesto en marcha y les ha funcionado, como, por ejemplo, una franquicia de un restaurante o tienda de ropa/complementos de una marca que ya existe.

Por otro lado, se puede emprender con una idea totalmente distinta del producto o el modelo de comercializarlo, esta forma conlleva un componente innovador y más arriesgado y peligroso, sin embargo, es importante medir los riesgos a cada paso que se va desarrollando el ABIN PLAN.

Para cualquiera de las formas que quisiéramos emprender es importante conocer primero, nuestras capacidades y necesidades.  Así podremos encontrar el camino correcto de nuestro emprendimiento.

Cualidades para emprender un negocio

Muchos dicen que se debe cumplir con cualidades específicas para convertirte en un emprendedor, desde nuestra experiencia todos cuentan con sus propias capacidades de emprender, por lo tanto, no nos limitamos a especificar algunas, lo cual sería excluyente para muchas ideas… Sin embargo detallamos algunas como referencia para tener un punto de partida.

  • Pasión y motivación: Hacer lo que te gusta y trabajar por hacer realidad tus sueños son la mejor combinación para alcanzar el éxito.
  • Perseverancia, tenacidad y capacidad para afrontar nuevas situaciones: La insistencia, el no decaer y una reacción optimista que te ayude a aprender de cada pequeño error, es la “chispa” que hará que tu negocio no caiga en el olvido y en el fracaso.
  • Creatividad, innovación e ingenio: Lo primero que se necesita es identificar el valor añadido que ofreceremos a nuestros potenciales clientes. Esa será nuestra ventaja competitiva: el motivo por el cual un cliente nos comprará a nosotros y no a otros.
  • Planear y analizar: No sólo basta con la idea y la solución que aporta a una necesidad de la sociedad, sino que eso debe materializarse, analizar con cautela el entorno y su viabilidad en un plan de empresa.
  • Saber comunicar y socializarse: El networking, las habilidades de comunicación y negociación son esenciales para transmitir la idea y darse a conocer.
  • Formar un buen equipo: Formar un equipo de trabajo requiere rodearse de gente que complemente tus conocimientos, que sienta la idea como suya, compartir una misma visión de futuro y la disposición a asumir grandes riesgos.

Emprender es un largo y complicado camino, que aporta experiencias maravillosas, pero también situaciones muy difíciles de afrontar. Es necesario estar dispuesto a trabajar sin un respiro por hacer tus sueños realidad, a sacrificar partes esenciales de tu vida cotidiana por ello y a seguir insistiendo pase lo que pase.

Continuar leyendo: Guía del emprendedor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba