Economia

UN PLAN DE NEGOCIO PARA PARA OTRA CRISIS

Por César Esquivel

  Lo largo de la historia, el hombre ha sido sometido por crisis mas o menos profundas, según sea el punto de vista de donde se haya producido. Al final,  estas han traído infortunio en los sistemas empresariales.

¿Crees que se pueda hacer algo para minimizar estas adversidades?

Yo creo que si

De existir fórmulas extraordinarias que respalden la prolongación de un negocio en tiempos adversos, con la aplicación de manera rígida y a rajatabla sería suficiente, pero no es el caso, proponemos algunas nuevas variables desatendidas que deberían incluirse en tu plan de negocio para soportar el embate de cualquier otra crisis …

Dejo de ser lo primero

Resulta que ahora hacer un plan de negocio es una pérdida de tiempo sin antes haber validado primero que tu producto y servicio realmente aporta valor al mercado en el que te encuentra georeferenciado y saber si hay gente que te lo puede comprar, debemos asegurarnos que estos realmente aportan valor, en épocas de crisis, lo normal es que los clientes eviten compras superfluas, pero si te necesitan y les aportas valor, debes estar seguro que te seguirán comprando.

El tiempo

La celeridad desenfrenada con la que vienen los cambios en los últimos años y con la aparición de las nuevas tecnologías, los planes de negocios no deberán estar programados a no mas de 2 años y con una extensión máxima de 3, deberán estar diseñados con la flexibilidad adecuada para adoptar cualquier cambio que amerite por la circunstancia.

Empieza por el problema, no por la idea ni la solución

Desde la perspectiva de nuestro análisis cuando vemos a un emprendedor que no consigue el éxito que está esperando con el desarrollo de su idea o negocio, hemos encontrado una posible causa que reinciden, estos emprendedores no comprenden que ellos no saben que problema están tratando de resolver, están centrando su trabajo únicamente en brindar soluciones desde la perspectiva de cómo ven a sus clientes, y la realidad es que verdaderamente desconocen las necesidades reales del mercado al cual están enfrentando, minimizando así sus propuestas de valor que es la base principal del plan de negocio, antes de lanzar tu proyecto al mercado testea, abstráete de tu proyecto toma otra punto de vista y sal a preguntar al mercado si tu ruta es la correcta, la mejor forma de testear interés de forma real es que tu cliente potencial pague por un servicio/producto, no que te diga que pagaría por él.

Abandona los planes continuistas

Lo convencional deberá ser quitado, algunas empresas únicamente reestructuran sus planes de negocios basados a partir de datos registrados en anteriores gestiones, y hacer pequeñas modificaciones queriendo superar niveles de facturación como incremento de facturación únicamente. Algunas empresas están apostando por anticiparse al futuro con estrategias denominadas Foresight, Consiste en una disciplina centrada en estudiar y analizar las señales de cambio en el presente para identificar patrones de evolución en el tiempo y poder construir así posibles escenarios futuros que ayuden a tomar las mejores decisiones. Esta metodología no busca soluciones, únicamente posibles adaptaciones a los nuevos escenarios.

II

Diversifica, o no, depende del momento

Poner los huevos en una sola canasta sabemos que tiene mucho riesgo, la diversificación de los negocios hace que no te haga depender de un factor determinante, por lo tanto, se debería pensar en tener diversidad de clientes, productos y multicanales es muy importante para la sostenibilidad de la compañía. Sin embargo, en tiempos de crisis se ha demostrado que las empresas que mas se sostienen son las que se mantienen con el core del negocio, área de especialidad, y depurar todo lo que no aporta mucho al negocio y menos al cliente, y mientras tanto aprovechar las oportunidades que surgen en épocas de crisis, a rio revuelto …

Invertir en un modelo OKR

En una crisis, lo que primero fallan son las fuerzas y genera desestabilidad. Por ello es necesario “establecer bien los objetivos. Invertir en un modelo tipo OKR que nos garantice que hemos elegido bien los objetivos a implementar”. El modelo OKR (Objectives & Key Results: objetivos, claves y resultados) consiste en una metodología que se aplica para alinear a todo el equipo a nivel organizacional y centralizar el enfoque, para que así todos puedan trabajar sinérgicamente hacia objetivos comunes.

Analizar el entorno

Para determinar lo que pasa en el entorno, lo primero es determinar las fronteras que separa lo que se encuentra dentro y lo que se encuentra fuera de la empresa. Y esto es estratégico. Algunas emprendedoras consideran que clientes y proveedores no están “fuera” sino que forman parte de su propio sistema. La complejidad del entorno actual debemos escucharla a dos niveles: en primer lugar, poner atención a las macrotendencias del entorno “lejano” (por ejemplo: cambios en el poder geopolítico y económico o el nuevo mix demográfico entre otras) y por otro mirar de cerca las tendencias del entorno “cercano” (clientes, proveedores, tecnología, entorno territorial, etc). Ambos niveles imprimen una fuerte exigencia por la velocidad a la que se mueven, la incertidumbre que muestran y por la intensidad y fricción que puedan generar en tu negocio.

Preserva la caja y rigor presupuestario

Lo que debe haber en la caja en todo momento es una variable que a veces se olvida cuando en realidad es la que va a permitir mayor o menor margen de maniobra y flexibilidad en momentos de crisis. la advertencia de mantener el “rigor presupuestario” en todo momento, también en los más felices. por su parte, la recomendación de procurar bajos costos de operaciones, salvo que la empresa haya alcanzado ya tales dimensiones que pueda regirse por el concepto too big too fail.

III

Vigila los riesgos, los de siempre y los nuevos

La situación actual no ha sido causada por estructuras empresariales, como desplomes, demandas, morosidad, financiación, o ciberataques para lo cual no estábamos preparados

Existe la creencia errónea de que la ciberseguridad solo afecta a las grandes empresas o a aquéllas que son operadores de servicios esenciales o proveedores de servicios digitales. Nada más lejos de la realidad.

La ciberseguridad hoy en día es una necesidad que afecta a cualquier empresa con independencia de su tamaño o del mercado en el que opere, pues todas disponen de equipos informáticos e información electrónica susceptibles de ser atacados. De hecho, el 70% de los ciberataques que se producen en Latinoamérica afectan a PYMES y solo el 30% a grandes compañías. Y dado el aumento exponencial de ciberataques que se están produciendo, así como la magnitud de sus consecuencias, el régimen de responsabilidad de las empresas ciberatacadas cada vez se va endureciendo más.

Recuerda también otro tipo de riesgos que, pese a no ser nuevos, es difícil predecir cuándo van a aparecer. Un ejemplo serían los cambios regulatorios, a veces tan drásticos que acaban por derruir un proyecto.

Las consecuencias que actualmente vivimos por no estar preparados en bioseguridad, claro ejemplo que hay riesgos eminentes que no discriminan nada.

La sostenibilidad y escalabilidad

Es otra de las variables llamadas a estar presentes en cualquier plan de negocio “creo que las empresas que no sean sostenibles directamente no podrán encontrar la escalabilidad”.

Contempla la tecnología estratégica

Alguien dijo si no estas en internet no existes… creo que tenía toda la razón finalmente si no estás ahí eres inubicable. Casi todos los negocios actuales tienen palancas diferenciales en la tecnología. Busca tu palanca estratégica en la tecnología y aplícala para marcar tus diferenciadores. Será uno de los grandes escudos anti crisis.

Formación continuada de tu equipo

De poco sirve concebir un plan de empresa flexible para hacerla adaptable y resistible a los cambios si uno de los mayores activos, el capital humano, no acompasa sus habilidades y conocimientos al plan. Amorín distingue una doble vertiente: “hay dos tipos de proyectos empresariales: los que creen en las personas y los que las usan. Los primeros saben que para realizar una transformación digital de compañía lo primero que hay que hacer es tener a las personas formadas en el qué y en el cómo. Las segundas sólo saben decirles a sus trabajadores lo que quieren hacer, pero no saben ejecutarlo. Si formas a tus empleados, serás imbatible”, declara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba