ActualidadDesde la redaccion

Todos los caminos conducen a emprender

Crisis política. Crisis sanitaria. Crisis de valores. Todo se ha conjugado, al menos para un sector de la actividad económica del país, se ha traducido en pérdida de empleos. La palabra más común, ha sido cierre o quiebra, porque resulta imposible, con el negocio, restaurante, oficina de servicios; o las miles de formas que tienen los emprendedores, para salir adelante, en medio de esta realidad.

No tenemos la panacea. No existe. Lo esencial, en estos tiempos, es buscar la forma de crecer en medio de este duro escenario.Tenmos que analizar el mercado, y de repente, asumir que el negocio no es el  mismo. En verdad, no lo es, las redes sociales, vienen demostrando, que ese es el nuevo camino.

Por citar un ejemplo, si tienes una tienda de abarrotes en tu barrio, tienes que ofrecer más que los otros. Si das lo mismo, ¿cuál es tu valor agregado? Obvio, la diferencia, puede ser en un menor precio, un mejor servicio, hasta una atención personalizada. Muchas tienditas, llevan a pie o en bicicleta, los productos, hasta la puerta de la casa. Marca siempre la diferencia.

Nadie, menos ningún emprendedor, puede estar fuera de las redes sociales. Y de contratar a una empresa de expertos. Este servicio se ha generalizado, y muchos han optado, por crear su propia página web, o en el Facebook, insertan sus anuncios, y poco a poco, van logrando una ventaja competitiva, con respecto al resto.

Las tiendas on-line, ha llegado para quedarse. No se trata de una millonaria inversión. Mucho depende de ser avizor, criterio y  excelente atención. Nunca olvides, que cuando un cliente se aleja, nunca lo puedes recuperar, pero un cliente satisfecho, te seguirá siempre.

Sobran, los casos, el ingenio es importante, hasta un profesor, que quiere dictar clases en las redes sociales, puede ser el camino. Siempre, uno debe resaltar, lo que te distingue de quienes ofrecen el mismo servicio o producto. El cliente, siempre busca calidad y la calidad cuesta.

Pues bien, se trata de emprender, pero observando el mercado. Comparando, y evaluando, es como si  quieren poner una pollería en una calle donde hay varias, ¿qué vas a ofrecer de distinto, con el mismo producto? Si tu respuesta, es en precio, servicio, atención personalizada, vas por buen camino. Lo contrario, mejor busca un mejor emprendimiento, los hay y miles, como tus posibilidades. Es la verdad.

Continuar leyendo: Desde la redacción

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba