DOMINGO DE RAMOS EN CUARENTENA

Hoy es un día especial, dentro de la cuarentena “especial” que vivimos no solo en nuestro país, sino en el planeta entero. Hoy es Domingo de Ramos, donde los auténticos  ramos faltan, aunque sobren los espirituales y vaya que sobran, en estos tiempos de confinamiento esperamos que no espiritual.

De acuerdo con la historia, “el Domingo de Ramos es el día en que los cristianos conmemoran la entrada de Jesús en Jerusalén y su aclamación como Hijo de Dios. El Domingo de Ramos es el acontecimiento que marca el fin de la Cuaresma y el inicio de la Semana Santa, tiempo en que se celebra la pasión, crucifixión, muerte y resurrección de Cristo”.

El verdadero significado estriba en el  momento para proclamar a Jesús como el pilar fundamental de nuestras vidas, seamos católicos, protestantes, testigos o la religión que uno profese. La clave está entender que este “encierro” nos permita acercarnos más a un ser superior, y ser nosotros mismos. Reencontrarnos.

Un Domingo de Ramos, sin visita a los templos, salvo una virtual. Son los nuevos tiempos, que nos tocan vivir, para reflexionar sobre la necesidad de lo esencialmente importante. Ese acercamiento a Jesús, sin odios, sin rencores, sin egoísmos; siendo nosotros mismos, como cuando nacimos. Esa es la clave en este singular domingo que nos ha tocado vivir, en cautiverio, pero en familia, nunca estamos solos, cuando estamos ante Jesús.

Directora

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *