Desde la redaccion

El amor por emprender y crecer

Por: María Alejandra Díaz Alvarez

Existen muchas y variadas formas del amor. Desde la tradicional que se celebra este próximo 14 de febrero para jolgorio de los  jóvenes enamorados así como el día de la Amistad, un tanto rezagada para el ubérrimo cariño y demostraciones de adolescentes, inclusive de parejas entradas en años, porque para el amor y la amistad no existen edades.

Sin embargo, existe también el amor por emprender, para quienes sin distingo de sexo, aman y se enamoran de sus sueños, de sus proyectos, de sus pequeños emprendimientos en cualquier sector, lo esencial, es como cualquier forma de amor, “regarlo” todos los días, con objetivos, con metas, con acciones, con  hechos; como actúan los jóvenes de siempre.

Los emprendedores, en general, son personas que buscan concretar sus sueños, y es lo mejor que se puede hacer, en estos tiempos de virus y COVID-19, porque hoy más que nunca se presentan miles de obstáculos, para llegar a las metas y objetivos de hacer realidad cualquier negocio de bienes o servicios.

Este tipo de “amor” es el que todos debemos aplicar, en estos días difíciles, porque no podemos negar que todo es más complicado de lo que parece, pero el emprendedor,  ve y observa siempre una solución donde hay un problema, esa es la clave.

Donde otros ven nulas posibilidades, los emprendedores, encuentran un pequeño resquicio para iniciar su sueño y el amor que tiene, para día a día, avanzar en pos de su objetivo. Ahí se encuentra la clave del verdadero emprendedor.

Amor por el trabajo. Amor por llegar a la meta. Amor frente a la adversidad, es lo que cualquier persona debe hacer, para que trabaje en lo que más le guste y nunca más tendrá que trabajar, porque lo hará con tanto gusto y amor por lo que hace, que al final será una constante alegría.

El amor del emprendedor, es igual pero distinto, porque es una forma de luchar y luchar siempre, para que los sueños se conviertan mañana más tarde en una hermosa realidad y sobre todo contagia a quienes tiene que contagiar.

¡Viva el amor por emprender!

La Directora

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba