ActualidadMundoNacionalNoticiasOpinionPerú

Cuando calienta el sol

El cambio climático y la creciente “crisis ecológica”, junto con la pobreza y la desigualdad, son los principales desafíos de nuestra era a nivel ambiental, social y económico.

¿Qué es el cambio climático?

El cambio climático es la alteración del clima y las temperaturas de la Tierra que afecta a los ecosistemas y origina cambios que directa o indirectamente son producidos por la actividad humana.

La temperatura “corporal” de nuestro planeta y el deterioro de, “el domo que nos protege”, la capa de ozono, se eleva, por el aumento de gases del efecto invernadero, tales como el dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxidos de nitrógeno (NOx), estos excesos  son generados por las diversas actividades del hombre, como el uso de la energía eléctrica, la dependencia de las industrias de combustibles fósiles o la contaminación de las zonas urbanas por los transportes, el mal uso de los residuos, los procesos industriales, etc.

Cada avance tecnológico, arrastra consigo el daño que le hacemos a nuestro hogar. Antes de la revolución industrial, incluso antes de las guerras que hemos sostenido, no se tenía una noción clara del daño que hacíamos, pero querido lector, estamos en pleno siglo XXI y hemos realizado infinidad de reuniones internacionales y nacionales para frenar esta debacle, pero nada hemos logrado para cambiarlo.

En un enunciado que es recitado por la gran mayoría de ambientalistas: “las guerras del futuro serán por el agua”, nos hace pensar que hemos despertado en una novela de Aldous Huxley, Ray Bradbury o de George Orwell , y es que estos cambios climáticos, están impactando enormemente en la falta de agua, que ya hoy en día nos agobia.

En los últimos 150 años, la temperatura media ha aumentado casi 0.8 ºC en todo el mundo, y en torno a 1ºC en Europa . Los últimos once años han sido los más calurosos, conforme se registra de los instrumentos de temperatura de la superficie de la tierra desde 1850. Por lo que el futuro será “más caliente”, ya que se estima que las temperaturas globales, aumenten a 4ºC para el 2100, estos daños serán irreversibles.

Las olas de calor en Canadá

En un titular del diario “El País”, nos anuncia “Un estudio señala que la ola de calor de Canadá hubiera sido “casi imposible” sin el cambio climático” .

Esta inusual ola de calor que afectó a Canadá y el noroeste de Estados Unidos, que ha superado récords, este proceso de cambio climático es devastador para nuestro medio ambiente. El World Weather Attribution (WWA)   ha elaborado un análisis exprés confirmando lo que hemos adelantado líneas arriba, “el cambio climático es alimentado por los gases de efecto invernadero que expulsa el ser humano”, también vaticinan que “a medida que el cambio climático se acelere, eventos tan extraños como esta ola serán mucho menos raros”.

Esta ola de calor, ha cobrado la vida de cientos de personas e incendios forestales, las temperaturas registradas se han salido de las tablas históricas. “No es normal que se sobrepasen los 45 grados en las latitudes en las que se produjo la ola de calor”, señalan los autores de este informe.

La devastadora ola de calor que asoló Columbia Británica, en Canadá, ha provocado la muerte de una forma masiva de mejillones, almejas y otros animales marinos que viven en las playas del oeste canadiense.

Para Christophen Harley, profesor del departamento de zoología de la Universidad de Columbia Británica, en una entrevista a CNN , dijo: “Podía oler esa playa antes de llegar, porque ya había muchos animales, empecé a echar un vistazo a mi playa local y pensé: esto, esto no puede ser nada bueno”.

El experto estima que millones de estos animales e incluso miles de millones, podrían haber muerto por el calor, “como si se hubieran cocido”.

Fenómenos “RAROS” serán más frecuentes

“El cambio climático está haciendo que eventos extremadamente raros como este se vuelvan más frecuentes. Estamos entrando en un territorio inexplorado. Las temperaturas experimentadas en Canadá  habrían batido récords en Las Vegas o España”, ha explicado a través de un comunicado Sonia Seneviratne, del Instituto de Ciencias Atmosféricas y Ciencias del Clima, en Zurich, también una de las autoras del informe exprés.

Para la Organización Meteorológica Mundial (OMM) , ya advirtió de que era un fenómeno “excepcional y peligroso”.

Querido lector, que no nos sorprenda este devastador futuro, parece ser que les hemos heredado a nuestros hijos, una carga muy pesada que tendrán que afrontar. No imaginamos una pandemia en nuestros días, con tantos avances médicos, parecía imposible. Pero nos advirtieron que debíamos cuidarnos, todas las campañas antes de la pandemia para que seamos cuidadosos con el cuidado de la salud y el lavado de manos, pasaron a ser una costumbre obligatoria. Ahora estamos viendo cómo arde Canadá y que mucho no pueden hacer, no esperemos para cambiar nuestros hábitos de cuidar el planeta, demás está decir que, nosotros estamos viviendo estos cambios climáticos en casa, por favor querido lector: “CUIDEMOS EL PLANETA, ES NUESTRO HOGAR”. 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba